Discriminación Lingüística : Proceso Identitario

El uso de la lengua española en Cataluña quedó relegado al ámbito doméstico. La obsesión por la erradicación de la lengua española del ámbito social es conocida por todos e ignorada por las fuerzas políticas de ámbito nacional que optan por mirar a otro lado.

El nacionalismo tiene una obsesión y es aplicar las mismas reglas identitarias que aplicó Franco en su dictadura.

La lengua como vehículo diferenciador para construir una identidad. Desde el idioma se construye y se fundamenta.

Ningún residente en Cataluña diría que pertenece a un país llamado España. Desde colegios, centros hospitalarios, infraestructuras,…

El castellano ha sido vendido cómo un idioma de baja calidad cultural, asociado a las clases bajas y sin capacidad de desarrollo profesional.

Los comercios son multados y los funcionarios se ven obligados al uso exclusivo del catalán en sus funciones laborales.

Desde la Plataforma creemos necesaria una revolución social para acabar con ésta dictadura lingüística.

Muchos somos catalanes, de segunda como nos catalogan algunos, por el simple hecho de hablar español. Es hora de alejar los complejos históricos desde que Jordi Pujol llegó a la Generalitat y empezar a usar el castellano en todos los ámbitos.

Nuestra constitución así lo recoge y reconoce, los dos idiomas oficiales en Cataluña son el catalán y el castellano y ninguna de ellas puede o debe discriminar o Abolir a la otra.

Juntos, podremos obligar a que cumplan las resoluciones judiciales, a que nos informen en el idioma que escogemos libremente y expresarnos en los ámbitos que queramos.

En ningún momento pretendemos que el catalán sea liquidado, ni relegado. El catalán es parte de nuestra cultura y nuestra diversidad, pero debemos derribar de una vez por todas ese techo de cristal tan asentado desde hace 38 años en Cataluña.

Los castellanoparlantes y todos aquellos catalanes que queremos nuestras dos lenguas hemos de dar un paso al frente y exigir nuestros derechos tanto en el congreso, en las instituciones catalanas, en el ámbito social y en los organismos internacionales.

LasilenciosaCat se sorprende que no haya una queja formal en la ONU frente el acoso y la discriminación que sufre el castellano en Cataluña.

¿Nos sublevamos o seguimos de rodillas?

Deja un comentario

es_ES
en_US es_ES